miércoles, 1 de diciembre de 2010

NADA CAMBIA

Hoy toca efemérides y eso que creo que sólo sirven para darnos cuenta lo poco y nada que ha cambiado el mundo tomando como base cualquier momento de la historia, o para recordar y para que los que organizan ese recuerdo se peguen una buena comilona.

El 1 de diciembre de1955 (Montgomery, Alabama) tuvo lugar un incidente que convertiría mundialmente famosa a Rosa Parks. Rara vez un suceso ha tenido tan trascendentales efectos, en este caso, en la lucha por la igualdad de derechos en Norteamérica. Rosa, humilde modista negra, se negó a ceder su asiento en el autobús a un viajero blanco. La zona reservada a la gente de color estaba llena y Rosa se sentó en la 5ª fila ya que hasta la 4ª estaba adjudicada para los blancos. Al estar estas llenas, un pasajero blanco le exigió que le cediera su asiento a lo que ella serena pero con firmeza, se negó. El conductor intentó convencerla infructuosamente, por lo cual llamó a la policía y Rosa fue detenida y forzada a pagar una sanción.
.
Pero, como dijo ella, "eso pasó como si nada". Los negros tenían que pagar primero por la parte delantera y luego subirse por la puerta de atrás, y si los asientos para blancos se llenaban los negros tenían que cederles su asiento. A menudo los choferes cobraban el pasaje y arrancaban antes de que tuvieran tiempo de subirse por la puerta de atrás. Era un acto que tenía como objetivo humillar a los negros, parte de un sistema de segregación. La noticia de su detención circuló como reguero de pólvora por la ciudad, y la imagen de la policía arrestando a una mujer de porte humilde y equilibrado, causó su impacto. Pronto los líderes negros se pusieron en campaña, y la circunstancia hizo surgir en la escena al joven pastor de una iglesia bautista local, quien, desconocido hasta ese momento, sería luego admirado en todo el mundo como uno de los máximos paladines de los derechos civiles del siglo XX: el Reverendo Martin Luther King, desencadenando así un vasto movimiento que desembocó en la abolición de la discriminación racial en Estados Unidos.

Rosa Parks falleció en Detroit a los 92 años y su cuerpo fue enterrado en el cementerio del Capitolio, un lugar reservado para figuras políticas, soldados y ex presidentes. Desde su entierro en el 2005 los nichos colindantes a su tumba triplicaron su precio y la demanda de acompañarla en su último viaje en autobús.

Poco y nada ha cambiado el mundo.




Supersonic-Man

4 comentarios:

sylvia dijo...

Discrepo...sí que cambian...si a Rosa Parks le hubieran dicho en los años 60 que un negro llegaría a la presidencia de EEUU no se lo creería... su 'pequeño gesto' fue grande y son esas pequeñas-grandes cosas las que van cambiando subterráneamente el mundo...aún queda mucho, claro...pero afortunadamente se vislumbran avances... gracias x recordarla por aquí...

Supersonic-Man dijo...

ok. lo comparto............y que me dices de la hipocresía?

hollín dijo...

¿Cómo el caso de Condoleezza Rice? ¿Cómo se puede ser negra y a la vez fascista? Pero aquí no se trata de razas sino de clases sociales. Parece que siempre habrá ciudadanos de primera, segunda, tercera categoría... pero prefiero ser ciudadana de 3ª a secas que ciudadana de 3ª obligada a ceder mi asiento a un 'rico' en el transporte público, (tengo bastante con que me sangren mediante la hipoteca, no hace falta añadir más gestos humillantes).

Estoy con Sylvia, puede que cambien más las cosas más visibles que la raíz de los problemas pero por poco que cambien seguro que es para mejor.

Y hasta tú estás un poco de acuerdo con nosotras. Si no sintieras algún tipo de admiración por esta gente que luchó por sus derechos no habrías escrito el post, it isn't? ;)

Supersonic-Man dijo...

Me parece quue voy a tener que cambiar el título del post ya desvia mi admiración por esta señora y por estos hechos acontecidos hace 60 años. Es más, su recuerdo me vino a la cabezota cuando hace unos meses, tuve la desdicha de toparme en un colmado pakistaní, al descelebrado ese que golpeó a una chica sudamericana en un vagón de los ferrocarriles y fue registrado por las cámaras. Resulta que este mamarracho cuando acude comprar alcoholes a estos sitios y no le llegan los euros, pone cara de corderito para que le fien a cuenta. Ni orgullo ni principios, por muy fascista que sean, sólo son unos descebrados hipócritas.
No pude evitar acordarme de Rosa Parks.