sábado, 7 de diciembre de 2013

6 de Diciembre, 35 cumpleaños de la Constitución


A pesar de lo que digan PP y Psoe, que ayer se pasaron el día asistiendo a actos conmemorativos, NO HAY MUCHO QUE CELEBRAR.

Extractos de este artículo:

... suprimir el art 135, la modificación de la Constitución que prioriza el pago de la deuda. Una medida totalmente antidemocrática...

... defensa de una escuela pública y laica, donde el conocimiento se construya desde la racionalidad y no desde las creencias... 

En la Constitución debería aparecer la sanidad como algo intocable, esté quién esté en el Gobierno... La Constitución debe recoger explícitamente el carácter público de los servicios sociales: Sanidad, Educación, Asuntos Sociales, Empleo, etc ...

El art. 2 es un disparate pues dice que la Constitución se funda sobre la indisoluble unidad de la patria, cuando una constitución debe fundarse sobre la soberanía popular. En conclusión, la Constitución necesita una reforma integral que cuente con la participación popular.

... me gustaría que la Constitución no fuera papel mojado en derechos fundamentales como la vivienda y el trabajo, y sin embargo se tome como dogma de fe a la hora de plantear recortes de derechos o limitaciones de la libertad. 




¿Para cuándo una Constitución Republicana que piense más en los ciudadanos?


Durante estos 35 años ni los gobiernos del Psoe ni los del PP han garantizado el cumplimiento de muchos de los derechos que quedan incluidos en la Constitución Española, como por ejemplo el derecho a la vivienda, sino que todos contribuyeron a no poner límites a la especulación urbanística y se enriquecieron con la burbuja inmobiliaria.

La actitud de los políticos de este país tiene que cambiar. Si realmente quieren que nos creamos que hay democracia tendrían que primero, garantizar el cumplimiento de los derechos que quedan contemplados en la Constitución y, en segundo lugar, modificar el texto de la Constitución en todo lo que haga falta para suplir todas las carencias que puedan detectarse para que la ley esté a la altura del siglo XXI (entre otras cosas modificar la actual y tremendamente injusta Ley Electoral).

El poder constituyente debería estar en el pueblo, en los ciudadanos, por tal de poder modificar la Constitución para conseguir los objetivos de igualdad de derechos y oportunidades que debería existir entre todas las personas que vivimos en un país que se define como democrático. Los políticos no deberían negarnos este derecho primordial de modificar y consensuar nuestra Constitución para que sea un texto para todos, no para que sirva casi únicamente a los intereses de los españoles ricos y poderosos.

Por último y no menos importante, una vez más tienes aquí argumentos para que en las próximas elecciones no votes al PP ni al Psoe (tampoco vale abstenerse porque entonces los votos van a parar igualmente a estos dos partidos mayoritarios), llevan 35 años demostrando que sólo les importa su bolsillo.

hollín